Respeto

Cuando valoramos y apreciamos a los demás, sean éstos mayores, menores, iguales o diferentes y actuamos con consideración de sus intereses procurando así su bienestar, estamos favoreciendo la diversidad, principio fundamental de la Creación.Cuando valoramos y apreciamos a los demás, sean éstos mayores, menores, iguales o diferentes y actuamos con consideración de sus intereses procurando así su bienestar, estamos favoreciendo la diversidad, principio fundamental de la Creación.

Responsabilidad

Somos responsables cuando, siendo conscientes de que todo acto tiene una consecuencia en nuestro entorno, cuidamos nuestra conducta para no provocar daño a nadie con ella o bien, para generar deliberadamente un beneficio a alguien o al entorno.

Orden

Dar a nuestros espacios limpieza y orden nos brinda una gran ventaja: poder enfocar nuestra atención en  la tarea que instante tras instante la realidad nos pide; la disciplina de mantener el orden en nuestra vida construye el hábito de saber estar ubicados siempre en toda situación.

Libertad

Ir descubriendo las cosas, los fenómenos y principios de la naturaleza y los hechos históricos; conocer la verdad, cada día un poco más, incluso conocer nuestros límites (físicos, naturales, de convivir), va construyendo nuestra libertad de pensar, crear y hacer, en el camino hacia nuestra propia plenitud.

Independencia

Ser capaz de definir la meta mayor que enciende nuestra vocación y ser capaz de avanzar hacia ella, consciente de los pasos necesarios, habla de nuestra independencia; esa que se funda en nuestro criterio propio para discernir lo bueno de lo malo y nos permite elegir el mejor camino posible para alcanzar la meta.